26 ene. 2012

Elvis de Villa Crespo

Cuando pienso en Elvis, me viene a la mente millones de ideas, aquel capitulo de Martillo Hammer, donde aparecen una horda de imitadores de Elvis, incluyendo al mismo Sledge, o las cientos de pelis americanas, que cuentan historias fabulosas sobre la no muerte de Elvis, o los imitadores de las vegas, los dichos de su muerte atragantado con una hamburguesa, y porque no los afiches pegados en el centro, que aseguran que Elvis no solo esta vivo, sino que habita en la argentina… Y dicen que la curiosidad mato al gato, y aunque sepas que es un mito, igual entras en Internet para curiosear sobre el tema….
Y así fue como lo descubrí, youtube me saco de la ignorancia, Elvis vivía en argentina, y para ser más exactos en Villa Crespo….
Ricardo Cotente, maneja un flete, tiene un pequeño local, que sirve de kiosco, reparación de motos, compostura de calzado y su esposa repara ropa, pero a la vez es el museo de Elvis… Discos, pósters, memorabilia, gigantografías, recortes de diarios, souvenir de sus viajes a los estudios sun en Memphis, a Gracelan (la mansión del rey) , a New Orlean donde Elvis rodó la película “King Creole” y hasta un par de zapatos de gamuza azul engalanan el lugar. Para no desentonar, su pequeña camioneta Daewoo, esta íntegramente tuneada con fotos y colgantes alusivos al rey.
A demás posea una lancha, registrada como Elvis Presley, y una casa en el tigre, llamada, como no podía ser de otra manera, Graselan…. 
En el video cuenta que desde su infancia, cuando escucho el tema “hotel de los corazones destrozados” no puede sacarse a Elvis de encima, y que su admiración era tal, que antes que le creciera la barba, se pintaba las patillas con corcho quemado.
No solo es un coleccionista, también despunta el vicio como imitador dando espectáculos en el barrio para sus admiradores, aunque no se autodenomina como un imitador, sino que asegura que cuando se sube al escenario, se siente Elvis, “es Elvis”.
Con su traje blanco y rojo, de patas de elefante y lentejuelas, y su faja con piedras de colores, comienza sus recitales con la misma lista de temas con que los empezaba el objeto de su admiración.
Si bien ahora los show son solo un objeto de culto, se lamenta que su madre y su tía, le coartaron la carrera de cantante, por miedo a que abandonara los estudios.
De todas formas la fama le llego en el barrio, y que a bordo de su camioneta, la gente en todos lados, le grita y quiere sacarse fotos, y el, los saluda a todos…
A sus 65 años, la vida le regalo, convertirse en un icono del barrio, un personaje afable, entrevistado por la Rollingstones, la Nación y estudiantes de periodismo de Tea. 
Tal vez, no tenga un parecido físico, mas que las patillas, su voz no se asemeje a la del rey, y sus ropas sean una sencilla imitación de las originales, pero hay algo que nadie va a poder discutirle, y eso es que el, es y será el único, Elvis de villa Crespo

No hay comentarios:

Publicar un comentario