27 ene. 2012

El juglar de Villa Crespo


-Tengo 32 años, soy casado y tengo una hija de dos años. Nací en el barrio de Villa Crespo y siempre viví en él. Soy comerciante y escribo, toco, canto y grabo hace más de dos décadas. Grabé 20 discos y si bien el último lo terminé hace menos de dos semanas, ya tengo uno nuevo.  Los discos salen cada vez que tengo una cantidad de canciones nuevas para liberar, con lo cual todo depende de mi necesidad de escribir y decir cosas. He hecho cuatro discos en un año, y hubo un período de cinco años sin un disco. Como no tengo contratos ni compromisos con nadie, las canciones no tienen intermediarios entre el oyente y yo. Llegan tal cual como salen de mi alma. Esto está hecho pura y exclusivamente a pulmón y nada más que por amor al arte, aún con mis notas desafinadas, pifies y la falta de talento que no me incomoda en reconocer.
Mis canciones abarcan los temas y estilos más diversos, y sería desatinado caratular todas bajo un mismo rótulo. Escribo sobre lo que siento, cosas que me pasan, cosas de las que soy testigo, historias que se me ocurren. Escribo cuando algo me molesta, cuando algo me gusta y cuando la canción es el único escenario en el que suceden cosas que en la realidad son muy difíciles de que ocurran o directamente imposibles, como por ejemplo hablarle a alguien que ya no está o como sucede en "Golazo de Luciano Grinberg", debutar en primera a los 32 años jugando para River contra Boca, hacer un gol y retirarse. Mis canciones son como "fotos". Reflejan algo con lo que puedo disentir dos minutos después componer y tocar es lo que más me gusta hacer y lo hago con una pasión desmedida. Quisiera poder dedicarme exclusivamente a eso pero nunca estuvieron dadas las condiciones para que eso sucediera, siendo la principal razón que considero que hago algo digno pero sin carisma ni talento como para intentar salir al ruedo. No reniego, gracias a eso puedo manejarme con total libertad sin tener que dar explicaciones ni pedir permiso para nada. Mi único anhelo siempre fue -y lo digo sin demagogia-, tocar en el barrio de Villa Crespo y que los fondos recaudados se destinen a algo que beneficie al barrio, al cual amo con locura (y del cual colecciono fotografías).

Solo el, Mariano Bryner puede definirse tan bien, tal vez sea las horas que pasa escribiendo sus canciones, o los aires de Villa Crespo llenos de poetas muertos que en su respirar lo invaden y  le provocan volcar todas sus vivencias en una canción.
Cuando descubrí a Mariano en uno de mis incansables buceos por la web, juro que me dio curiosidad, tal vez fue su anonimato y el esconderse tras sus iniciales para publicar sus videos en youtube, taringa, mysapace, o las letras de sus temas que hablan de todo, desde un gol hasta una violación, pasando por los recuerdos de su infancia en el barrio  y la mujer de su vida. Tanto llamo mi atención, que decidí averiguar quien era, no solo eso, sino que todo el barrio tenia que conocerlo. Mande mails a direcciones erráticas hasta que finalmente una respuesta amable llego a mi casilla, acompañada de la historia que aquí se transcribe.
Casi como una promesa irrompible, le dije que en mi próxima nota hablaría de el, y antes de hacerlo me descubrí en una reunión familiar contándoles sobre el chico de los videos con canciones raras, “el copanni de Villa crespo” lo llame, y canta bien? Me preguntaron,-no del todo, respondí, pero tiene algo raro que llama la atención….Llegando a la fecha de entrega de las notas, abro mi hoja en Word para comenzar a escribir y sin pensarlo broto el titulo solito “el Juglar de Villa Crespo”, no es mas ni menos que eso, lo que pasa es que no estamos acostumbrados a los juglares en estos tiempos, pensé, sus canciones eran fotos cuando ni siquiera se imaginaban que existieran, la historia oral, los periódicos cantados.
Volví a leer su mail, y como buen juglar, su relato era impecable, el hombre que hace rimar las noticias, el de los videos azules,  el que escucha a queen, los Beatles, Elton John, Charly García, la Bersuit y a Wainraich en la radio.
No le pregunte porque no sale él cantando en los videos, será vergüenza porque siente que le falta talento?, supongo que no,  acaso no hay un montón de artistas que cantan mal y son famosos? Como se mide el talento, de un tipo que sube videos y los ven 58.484 personas como es el caso de MNB cantauor? En el fondo creo que me divierte el no conocer su cara, tal vez mil veces le compre algo sin saber quien era el hombre detrás del mostrador, y esta bien así,  porque eso le da la magia al Juglar…


3 comentarios:

  1. Yo soy de Brasil,Minas Gerais soy jugla,aunque sin talento,com pocas nociones de guitarrá clasica y tango,canto mis poemas,y hoy en día ser junglar ya no es prefesión si no una cosa que se haga por pasión,pués no nos traerá dinero muchomenos creo que sea famoso,pero si escribe y aunque pocas personas escuchen sus versos,ya hace lo que hoy casí nadie hariá,fué al acaso que encontré su blog o metroflog no sé como se llama en Argentina,pero la cuestión es que me complace en saber que no soy el único en ese mundo que hablá con el alma todo aquillo que nos psa que sintimos,y quizás alguna persona pase a sentir no con el oído pero que sinta con el alma lo que trasmitimos,buen trabajo

    ResponderEliminar
  2. Fernando Obrigado pelo seu comentário. Às vezes a pessoa não perceber a verdadeira dimensão da Internet eo que ela traz para as pessoas. Passamos seu e-mail para Mariano (aquele de quem eu falo nesta nota) Eu pensei que seria bom saber. Eu estou por seu comentário que eu escolhi uma boa maneira de escrever. Forte abraço

    ResponderEliminar
  3. Ok muchas gracias y escrinies muy bién en portugués :)

    ResponderEliminar