27 ene. 2012

El juglar de Villa Crespo


-Tengo 32 años, soy casado y tengo una hija de dos años. Nací en el barrio de Villa Crespo y siempre viví en él. Soy comerciante y escribo, toco, canto y grabo hace más de dos décadas. Grabé 20 discos y si bien el último lo terminé hace menos de dos semanas, ya tengo uno nuevo.  Los discos salen cada vez que tengo una cantidad de canciones nuevas para liberar, con lo cual todo depende de mi necesidad de escribir y decir cosas. He hecho cuatro discos en un año, y hubo un período de cinco años sin un disco. Como no tengo contratos ni compromisos con nadie, las canciones no tienen intermediarios entre el oyente y yo. Llegan tal cual como salen de mi alma. Esto está hecho pura y exclusivamente a pulmón y nada más que por amor al arte, aún con mis notas desafinadas, pifies y la falta de talento que no me incomoda en reconocer.
Mis canciones abarcan los temas y estilos más diversos, y sería desatinado caratular todas bajo un mismo rótulo. Escribo sobre lo que siento, cosas que me pasan, cosas de las que soy testigo, historias que se me ocurren. Escribo cuando algo me molesta, cuando algo me gusta y cuando la canción es el único escenario en el que suceden cosas que en la realidad son muy difíciles de que ocurran o directamente imposibles, como por ejemplo hablarle a alguien que ya no está o como sucede en "Golazo de Luciano Grinberg", debutar en primera a los 32 años jugando para River contra Boca, hacer un gol y retirarse. Mis canciones son como "fotos". Reflejan algo con lo que puedo disentir dos minutos después componer y tocar es lo que más me gusta hacer y lo hago con una pasión desmedida. Quisiera poder dedicarme exclusivamente a eso pero nunca estuvieron dadas las condiciones para que eso sucediera, siendo la principal razón que considero que hago algo digno pero sin carisma ni talento como para intentar salir al ruedo. No reniego, gracias a eso puedo manejarme con total libertad sin tener que dar explicaciones ni pedir permiso para nada. Mi único anhelo siempre fue -y lo digo sin demagogia-, tocar en el barrio de Villa Crespo y que los fondos recaudados se destinen a algo que beneficie al barrio, al cual amo con locura (y del cual colecciono fotografías).

Solo el, Mariano Bryner puede definirse tan bien, tal vez sea las horas que pasa escribiendo sus canciones, o los aires de Villa Crespo llenos de poetas muertos que en su respirar lo invaden y  le provocan volcar todas sus vivencias en una canción.
Cuando descubrí a Mariano en uno de mis incansables buceos por la web, juro que me dio curiosidad, tal vez fue su anonimato y el esconderse tras sus iniciales para publicar sus videos en youtube, taringa, mysapace, o las letras de sus temas que hablan de todo, desde un gol hasta una violación, pasando por los recuerdos de su infancia en el barrio  y la mujer de su vida. Tanto llamo mi atención, que decidí averiguar quien era, no solo eso, sino que todo el barrio tenia que conocerlo. Mande mails a direcciones erráticas hasta que finalmente una respuesta amable llego a mi casilla, acompañada de la historia que aquí se transcribe.
Casi como una promesa irrompible, le dije que en mi próxima nota hablaría de el, y antes de hacerlo me descubrí en una reunión familiar contándoles sobre el chico de los videos con canciones raras, “el copanni de Villa crespo” lo llame, y canta bien? Me preguntaron,-no del todo, respondí, pero tiene algo raro que llama la atención….Llegando a la fecha de entrega de las notas, abro mi hoja en Word para comenzar a escribir y sin pensarlo broto el titulo solito “el Juglar de Villa Crespo”, no es mas ni menos que eso, lo que pasa es que no estamos acostumbrados a los juglares en estos tiempos, pensé, sus canciones eran fotos cuando ni siquiera se imaginaban que existieran, la historia oral, los periódicos cantados.
Volví a leer su mail, y como buen juglar, su relato era impecable, el hombre que hace rimar las noticias, el de los videos azules,  el que escucha a queen, los Beatles, Elton John, Charly García, la Bersuit y a Wainraich en la radio.
No le pregunte porque no sale él cantando en los videos, será vergüenza porque siente que le falta talento?, supongo que no,  acaso no hay un montón de artistas que cantan mal y son famosos? Como se mide el talento, de un tipo que sube videos y los ven 58.484 personas como es el caso de MNB cantauor? En el fondo creo que me divierte el no conocer su cara, tal vez mil veces le compre algo sin saber quien era el hombre detrás del mostrador, y esta bien así,  porque eso le da la magia al Juglar…


Turra Vida


Si te veían de noche, es probable que se cruzaran de vereda, por tu pelo largo enmarañado, tu desgarbada figura, tus ojos desorbitados, seguro con un cigarro en la mano y una carcajada feroz resonando en la noche de algún barrio porteño. Quien pensaría que eras poeta, de esos que describe con una lucidez desgarradora, a la ciudad de piedra y los fantasmas que la habitan. 

Le cantaste al tren San Martín, a Marechal, a Julián Centella y al guiso carrero, bajo el sol del once te tomaste un vino y en los carnavales del barrio bailaste un tango en zapatillas mientras hablabas de Jaureche. 
Criticabas el barrio del Belgrano, porque elegiste no ser un niño bien después que tu vieja se fue al mas allá, junto a Perón y Gardel. 
Jugaste a ser marginal y te apodaste el resentido, orgulloso de escupirle el asado al patrón y cantarle un Tango…. 

Hugo Peche Estévez, tenia a penas 48 años cuando el sábado 02 de octubre saco a pasear a su perro y una “vieja” le quito la vida de una puñalada porque no le caía bien, como si ese fuera motivo suficiente para robarnos su poesía y su voz. Seguro le fue fácil matarlo, porque el tenía el corazón tan grande que le abarcaba todo el pecho. 
Peche fue el Creador en 1997 junto a Ricardo Culotta de la agrupación Buenos Aires Negro, dueños de una lírica poderosa, que podía ser cruel y realista tanto como sentimental y emotiva. Con su voz Blusera el tango lo encontró y ya no pudo dejarlo, y a pesar de ser tango, dejo que lo confundieran con el Rock de vez en cuando. 
Desde el IMPA, luchaba por su música y por sus ideales, porque nunca se deja solo a un compañero…. Tenía cultura suficiente para ser lo que quisiera y eso hizo, y durante años limpio vidrieras por cabildo, porque no le gustaban los patrones y necesitaba tiempo para su música y su poesía. 
Nunca le falto un vino con amigos, un asado o una discusión sobre política. 
Vivía al borde, lleno de excesos y melancolía, adicto a las drogas y el alcohol, sabia que no iba a llegar a viejo, creo que en el fondo no lo quería… 
La prensa lo admiro y no perdió oportunidad para entrevistarlo, porque su verba era rica y siempre tenía una respuesta punzante capaz de incomodar a todos aquellos que no querían ver la realidad de las luchas sociales. 
Dejo tres hijos y tres discos, “Turra vida” y “Sol del once” con su banda Bs. As. Negro, este ultimo producido por su amigo el Chango Farias Gómez, quien supo cantarle un tema, y “Fragmentos de amores desesperados” banda de sonido de un espectáculo músico teatral que protagonizo junto a Montse Ruano, basado en textos de Federico García Lorca, porque le gusto jugar a ser actor y cantar al poeta en ritmos latinoamericanos. 
También dejo un montón de amigos y admiradores ahora huérfanos de su poesía, y a un Buenos Aires de luto más negro que nunca por el juglar que le quitaron. 

"Severo Arcangelo lo espera con vino y asado 
Del gran banquete del cielo a su visita. 
Ya no hay cielos negros, porque vos estas arriba. 
Ya no hay cielos negros, porque sabes 
Que la muerte es una risa. "


Ovnis de Ciudad

Últimamente no dejamos de escuchar en las noticias, a cerca de los ovnis, que rondan por Ituzaingo. Los vecinos y fanáticos de estos fenómenos, realizan grabaciones, fotos, grupos de avistamientos y otras yerbas, pero la realidad es que la Ciudad no tiene nada que envidiarles…. 


Si buscamos en Internet, seguramente encontraremos una serie de videos fechados en el año 2003, y filmados por un tal Roberto Durante, donde se registran avistamientos en el barrio de Villa Crespo. Dichos videos, muestran luces danzantes en el cielo y a un camarógrafo aterrado o enfermo de parkinson, esto, a tal punto que la cámara se mueve mas que las propias luces… 

Pero este no fue el único caso, mucho antes, el 17 de septiembre de 1985 cientos de miles de habitantes de Buenos Aires y alrededores presenciaron el paso de un objeto luminoso durante casi 12 horas. Pero aseguran los que saben, que el más espectacular fue en 1988, en el barrio de Villa Urquiza, cuando un objeto plateado fue visto por más de 7500 personas a plena luz del día. El Aeroparque Jorge Newbery, informó que un objeto muy veloz apareció en sus radares a la dirección de la Villa General Paz aquel mismo día. 
El 11 de Enero de 2009, la docente Maria Marta Barletta, reporta un avistamiento de dos objetos luminosos “que van ascendiendo paralelamente, hasta perderse de vista” a las 23.30 en Villa Crespo. 
Ese mismo año, un asiduo publicador de fotos ovni en Internet, llamado Hector Boetto, reporta avistamientos en Caballito, pero entre su colección, se encuentran naves en Palermo, Villa Crespo, Puerto Madero, Plaza de Mayo y el mismísimo Congreso. 
Ese verano, en total los reportes certificados por la FAO (Fundación Argentina de Ovnilogía) en capital, fueron de 81. 
Luego de ese año, al parecer la actividad ceso en la ciudad, aunque uno nunca puede estar seguro, por eso cada tanto, hay que mirar para arriba, nunca se sabe, quien nos esta observando… 



El peligro de llamarse Horacio


A veces la línea entre un Mito Urbano y un hecho real es muy delgada, por lo general el hecho real, va pasando de boca en boca, cambia los detalles, se enriquece, omite parte y finalmente se convierte en una leyenda urbana, adaptable a cada barrio según su Narrador.
El que les voy a contar hoy, pudo transcurrir en once, almagro o Villa crespo, la ubicación exacta no es relevante, o si….
Cuenta la leyenda, que en una Fábrica, estaban Trabajando dos Plomeros en la reparación del Tanque de Agua, los dos se llevaban muy mal y en reiteradas oportunidades sus discusiones superaban los límites racionales. Mientras reparaban este tanque, sucedió nuevamente una discusión, así que el plomero llamado Horacio, en un arranque de violencia empujo a su compañero dentro del tanque de agua, corrió su tapa y se retiro ofuscado del lugar. Su ira lo tenía enceguecido, tanto así que al salir y cruzar la calle fue arrollado por un colectivo y murió al instante. El personal de la fábrica, quedo conmocionado ante este hecho y no reparo en la ausencia del compañero de Horacio… Tiempo después los empleados de la fabrica comenzaron a enfermarse, todos tenían los mismos síntomas y descubrieron que esto ocurría  luego de tomar los mates o el te en su periodo de descanso, por lo que decidieron no beber mas agua “del tanque” . Luego de esta decisión, los empleados no enfermaron mas y el tema quedo relegado.
7 Años mas tarde y como tantas otras fabricas esta se cerro, el viejo edificio desmantelado fue puesto a Remate. El terreno, fue vendido y la empresa que compro el lugar lo puso en manos de un contratista llamado Horacio para que reciclara el lugar. En los planes de obra se encontraba la remoción del tanque de agua, como se trataba de un trabajo delicado por su tamaño, el mismo contratista decidió ponerse al frente de este desafío, así que ordeno desagotar el tanque, con su maza en mano dio el primer golpe para derribarlo, para su asombro,  la maza al perforar el tanque, se incrusto en el cráneo de  un cuerpo descompuesto, con horror ante la escena, y luego de seguir delante con la perforación, noto que en las paredes del tanque estaban las desesperadas marcas de arañazos y golpes denotando un intento de escape frustrado.
Las obras fueron suspendidas,  al tiempo Horacio el contratista fue hallado muerto en la piscina de una obra.
Dicen que todos los Horacio que pasan por la puerta de la fábrica ahora abandonada, pueden sentir una sensación de ahogo y  falta de aire,  y cuando están por recobrarlo ven salir  una luz a través de la puerta como si fuera el espíritu de alguien tratando de atacarlos.
No se si esta historia es real o un mito, pero ahora que lo pienso, si me llamara Horacio, la ubicación exacta, si seria relevante….

26 ene. 2012

La Maldonado


En la actualidad, mucho se habla sobre los mitos de Buenos Aires, historias de fantasmas, de espantos, de héroes y de personajes de fabulas, como era de esperarse, Villa Crespo no podía quedar afuera de las fantásticas fabulas mitológicas de la ciudad.
Entre las Historias del Barrio, se encuentra la de “La Maldonado”, tal vez la mas antigua de todas las historias, ya que se remonta a 1536.

Cuenta la historia, que cuando Pedro de Mendoza fundo Buenos Aires, la pequeña ciudad tendría que ser resguardada del ataque de los aborígenes, por lo que fue cercada y no solo nadie podía entrar, sino que estaba prohibido salir…
Allí Vivía “La Maldonado” una Joven Española que ante la falta inminente de alimentos en la ciudad y la negación a perecer por las pestes decide escapar en busca de otra suerte. Camino varios días, hasta que finalmente al costado de un arroyo decide adentrarse en una cueva en busca de descanso y resguardo.
Allí por el hambre y el cansancio se desmaya y al recobrar el conocimiento, advierte junto a ella a un puma con un trozo de carne entre sus fauces, la bestia la arroja a los pies de ella a manera de ofrenda, la Maldonado la devora sin más. Luego de este hecho y permaneciendo a resguardo escucha un rugido desgarrador emanado por el puma. Llena de valentía, se acerca al animal y advierte que el mismo es una hembra a punto de parir, sin dudarlo la asiste en el parto de dos cachorros saludables.
En torno a este vínculo, decide quedarse en las inmediaciones de la cueva, los aborígenes del lugar notan su presencia, pero en lugar de atacarla, la mujer que no le teme a las fieras, es materia de admiración y respeto.
Luego de un tiempo, y mientras recorría sola las inmediaciones de la cueva, es apresada por soldados españoles, ante el mismo Pedro De Mendoza es enjuiciada por haber abandonado la ciudad, y condenada a perecer  atada en un tronco despojada de sus vestiduras, a la suerte del  acecho de las bestia salvajes que habitan en el lugar,  es así como la abandonan a la vera de un arroyo.
Tres días Mas tarde Los soldados van a retirar el cuerpo, pero para su sorpresa encuentran a la Maldonado viva, atada en el tronco y custodiada por un puma y sus dos crías que le dan calor a su cuerpo despojado de ropas, Intentan ahuyentarlos, pero solo lo logran disparando al aire.
Es llevada inmediatamente ante De Mendoza, quien sorprendido por los hechos, le concede  la absolución y es dejada en libertad.
Desde ese día el arroyo fue bautizado con el nombre de Maldonado, y corrió a la vista de los pobladores hasta el año 1929, donde comienzan las obras de excavación para su posterior entubamiento. Muchas otras historias fueron narradas en torno al Maldonado y el barrio de villa crespo, pero de eso nos ocuparemos en el próximo encuentro.

Los Fantasmas del subte


El subte, por su condición de túnel oscuro y misterioso, siempre se presto para historias de fantasmas. La línea B, no es una excepción, y muchas de las historias, tienen que ver con accidentes sucedidos en las estaciones de Malabia y Angel Gallardo.
Pero hay un mito en particular, que es el que más me llama la atención, y es la de “la Plaza Amarilla”.
Como todos saben, la estación Lacroze se encuentra situada bajo la avenida Corrientes y mas exactamente debajo de la plaza "Los Andes", y es aquí donde comienza la historia.
En su origen, el Parque Los Andes formaba parte de los terrenos pertenecientes a “La Chacarita de los Colegiales”, que era una quinta perteneciente al Colegio Jesuita de San Ignacio, ubicado en la calle Bolívar. Allí alumnos internos del colegio pasaban sus vacaciones de verano. Luego, a fines del siglo XIX, parte de los terrenos se pusieron en venta y otra parte pasó a formar parte del Estado. En 1871, se desato la epidemia de Fiebre Amarilla, y por saturación del Cementerio del Sud, hoy Parque Ameghino, el gobernador de la provincia, Emilio Castro, resolvió que en terrenos estatales se habilitara un nuevo cementerio. Es así como el  actual Parque los Andes, se constituyo como nuevo cementerio. Este, se colmó enseguida  y en 1886 se procedió a su clausura hasta  1897, año en el cual se exhumaron los restos y se trasladaron al osario general la Chacarita Nueva, después denominado Cementerio del Oeste.
En 1904 el predio fue destinado como parque, pero a pesar de haberse exhumado todos los cuerpos, aún seguían encontrándose restos humanos en sus 7 hectáreas de extensión.
Y es así como nace el mito, La historia cuenta que por la noche se pasean sombras por la plaza, y que si te sentas en un de los bancos de piedra, sentis una brisa,  escuchas una respiración y una voz que te dice al oído  -!vete, no estés aquí! O te enfermaras!...
Pero para los empleados del subte la percepción es distinta, porque a partir de las 12  de la noche, las almas de esos muertos sin nombre se desprenden de las paredes y pasean por los túneles  del subterráneo.
Esto no solo es un mito, sino un secreto entre los trabajadores del subte, que  para que no trascienda, la estación Lacroze es la única que pasa sus noches con ninguna cámara de seguridad encendida…

Morir en la ciudad de los muertos


Buceando por el foro paranormal en Internet, encontré un relato sobre el “Ahorcado del Cementerio”. La leyenda contaba que los días jueves de luna llena, entrada la noche, los transeúntes de la calle jorge Newbery a la altura de Guzmán, sorpresivamente se encuentran con la figura fantasmagórica de un ahorcado, colgando de un árbol, con su cuerpo semi transparente y vistiendo ropas de principio de siglo.
Parece que el ahorcado, fue un portador de fiebre amarilla, que no resistió tal noticia y decidió quitarse la vida en cercanías de lo que luego seria su morada final… Automáticamente luego de leer esta historia, recordé una de mi infancia que de mito no tiene nada, o tal vez se convierta en uno inmediatamente luego que mi memoria libre su batalla con los recuerdos de una niña de no mas de 10 años.
El Protagonista era uno de los Dentistas del barrio, lo recuerdo flaco, muy alto y amable, (convengamos que a mi corta edad y estatura, cualquier adulto era alto y si te regalaba una sonrisa, pasaba a ser amable automáticamente). Aquel Dr., del que no recuerdo el nombre, o tal vez quiera olvidar para preservar su memoria, vivía sobre la Calle Serrano con su esposa, a la cual amaba profundamente.  Llevaban muchos años de matrimonio, y si mal no recuerdo no tenían hijos. Un buen día,  la esposa del Dr. Falleció, la causa no la sé y para la historia no la creo relevante. Lo cierto es que el odontólogo no fue el mismo luego de esta perdida, ahora estaba convertido en una sombra, se lo veía andar todas las mañanas rumbo al cementerio a llevarle flores a su esposa. Pasaba largas horas frente al ataúd que contenía los restos, en el subsuelo de una de las tantas bóvedas de la chacarita, pulía la placa con el nombre, acomodaba las flores, mantenía largas charlas con el recuerdo de su esposa. Todos en el barrio se preguntaban cuanto mas iba a resistir el buen Doctor su honda pena, la respuesta no tardo el llegar, aquel día tomo una bolsa, en ella metió los utensilios que utilizaba para limpiar los bronces, coloco unas flores, y una soga fuerte y larga. Llego como todas las mañanas a la bóveda, abrió la puerta,  limpio las placas, cambio las flores, hecho esto extendió la soga, la ato del barandal de la escalera que llevaba al subsuelo y sin prisa pero decidido, paso su cabeza a través del nudo corredizo y salto los escalones que lo separaban del suelo, fue rápido, tal vez para el fue el minuto eterno, pero estaba seguro que ella lo estaba esperando, simplemente la vida era impensable estando separados.
La noticia corrió rápidamente en el barrio, y todos los vecinos lo lamentaron, pero también comprendieron que para el, era la única solución. Recuerdo a los vecinos hablando al respecto, y a pesar de mi corta edad, no me impresiono la historia, tal vez porque era solo una historia de amor. Lo que si recuerdo que no lograba entender, (por mas que lo adultos se esmeraban en explicarme) era porque, si se murió dentro del cementerio, lo sacaron para volverlo a entrar….

El edificio embrujado


Corría febrero de 2007, en el 4° piso del edificio sito en Padilla y Acevedo, allí vivían Claudio, Marisol y una pequeñita de 4 años, hija de esta ultima. Ellos trabajaban juntos en un restorán del abasto, donde se desempeñaban el como cocinero y ella como camarera. Puedo asegurar con una certeza absoluta, que cuando ella le regalo ese set  de cuchillos a su pareja, jamás imagino que una de las piezas del juego, iba a servir para cortar su garganta. De  madrugada y cuando el volvía de su turno, comenzaron los gritos, para los vecinos escucharlos formaba parte de la rutina diaria, pero esa madrugada fue diferente, la vecina del 5 piso creyó que esta vez tenia que bajar porque algo andaba mal,  y así fue, cuando descendía los últimos peldaños de la escalera que conectaba ambos pisos, noto la sangre que cubría el pasillo, solo bastaron unos cuantos pasos mas, para ver a Marisol en el suelo al que había llegado arrastrándose desde el living de su casa y  tomándose el cuello para intentar parar la hemorragia. La vecina a los gritos pidió ayuda, fue así como la portera del edificio corrió a socorrerla, entre las dos decidieron bajarla por el ascensor, con el fin de alejarse de su agresor, el cual no sabían que ya no estaba en el edificio, y acercarla a la entrada del edificio sonde la ambulancia tendría mejor acceso. Todo intento fue en vano, Marisol falleció en el palier, su agresor se entrego 24 horas mas tarde, y la pequeña hija quedo en custodia de su padre. Hasta acá una triste historia, un drama pasional, los celos que enloquecen.
Una historia más de esas que se olvidan con los años o pasan a ser anécdotas, solo que Para los vecinos de Padilla al 700, no fue así, ese Febrero, en el edificio comenzaron a ocurrir acontecimientos inexplicables.
Aquí la cronología: los caños de agua que recorrían los departamentos A desde el 2° piso a plata baja, colapsaron inundando los departamentos y los pasillos. Uno de los departamentos del 3° se incendio, extendiéndose el fuego en todo el piso, en el 6° piso, un escape de gas termino en explosión, nuevamente un incendio, esta vez en el local de planta baja, otra vez el gas, en esta los vecinos se quedaron sin suministro por un largo tiempo, y como colación en Agosto de 2009, nuevamente una inundación provocada por inexplicables fugas en los caños internos del edificio.
2 años de “mala suerte” o acontecimientos inexplicables, fueron suficientes para que los vecinos que aun moraban en el edificio, (y digo aún, ya que muchos decidieron mudarse, antes de seguir padeciendo desgracias) se reunieran y tomaran la decisión de exorcizar el lugar. Y así fue, un sacerdote se acerco, realizo una misa con exorcismo, y bendijo los pasillos de todos y cada uno de los pisos. Parece que este ritual, fue suficiente, ya que la calma reino luego de la tormenta, en el lugar no sucedieron mas hechos desafortunados. Cuando mi amigo Carlos, me contó esta historia, que vivió desde adentro, ya que el ocupaba un departamento en el edificio de la calle Padilla, me recordó un viejo dicho que repetían en mi familia: “Nunca regales cuchillos, y si lo haces, que te den una moneda como pago, porque sino, regalar cuchillos trae pelea”.




Mc Donals de Av. Corrientes


Por solo leer el titulo de esta nota, seguro estas pensando en una hamburguesa rápida en Corrientes y Malabia, Pero No, este titulo encierra una historia un poco más interesante…. En realidad, me estoy refiriendo a Freda Josephine McDonald más conocida como Josephine Baker, y que tiene que ver con Villa Crespo? Nada más y nada menos, que era vecina del barrio.
La  Diosa Criolla, uno de sus tantos apodos, nació en Saint Louis Missuri en 1906. Hija de una empleada domestica y un baterista de reductos de mala muerte, tuvo una infancia dura y precoz, desde niña, trabajo de domestica en casas de familias blancas, en donde se  “le prohibía besar a los bebes de la casa”. A los 8 años gano un improvisado concurso de baile, y trabajo como mesera y peluquera de las vedettes en clubes nocturnos, donde era considerada, “demasiado flaca y demasiado oscura” para el escenario pero a pesar de eso se desempeño como suplente en la compañía, hasta que descubrieron su talento como comediante.
Tuvo 5 matrimonios,  a los 13 años de edad el primero,  a los 15 el segundo, con un guitarrista de blues llamado Willie Baker, de quien se quedo con su apellido. Posteriormente en 1937 , en 1947 con Jo Bouillon, con quien vivió junto a sus 12 hijos adoptivos en Buenos Aires, los niños eran de  distintas ednias, porque consideraba, que podían ser familia a pesar de su raza y su color, y los llamo “La tribu del Arco iris”.
Todos ellos vivian en  Corrientes y La via, aquí su cuarto esposo, un ex director de orquesta, monto en los años ‘60 “Le Bistro” un resto Frances en pleno Palermo.
Su matrimonio duro hasta 1973, donde luego de su divorcio, volvió a casarse en una ceremonia dudosa en una capilla de México.
Si bien su numerosa Familia estaba instalada en Villa crespo, ella viajaba por el mundo realizando espectáculos, y alternaba su residencia entre Buenos Aires, Francia y EE.UU.
No era la primera vez que Josephine visitaba Buenos Aires, su primer viaje fue en 1928, de la mano de su manager mexicano Pepito. En aquellos años, actúo en medio de una trifulca política, entre el entonces Presidente Yrigoye, quien la consideraba escandalosa y sus adversarios, que la catalogaban como “Mujer Fatal”.
En ese entonces de Buenos Aires se llevo al eximio guitarrista Chaqueño Oscar Aleman, con quien trabajo de gira por el mundo durante 8 años.
Su segundo Viaje, fue posterior a la Muerte de Evita, en esa ocasión y a modo de anécdota registrada en una de sus tantas autobiografías, (escribió varias una de ellas referida a su paso por Bs. As.)Cuenta que al ser recibida por el morocho ministro de salud Ramón Carrillo, le pregunta ¿Dónde están los negros en Argentina? A lo cual  el Dr. Carrillo le responde, “en este momento solo hay dos, usted y yo”.
 La Carrera de “La Venus de Ébano”, es extensa, y no solo se destaco en el espectáculo, sino en su labor humanitaria. Repudiada en los escenarios de Estados Unidos, por su color, no así en Francia, donde vivió y fue condecorada por su trabajo voluntario como agente encubierta para la resistencia Francesa durante la segunda guerra Mundial.
Lucho junto a Luter King  como una aguerrida activista por los derechos de los afroamericanos, tanto fue su lucha, que se instituyo el 20 de mayo como su día, en reconocimiento a sus esfuerzos.
El 8 de Abril de 1975, a sus 68 años, celebro en Paris sus 50 años en el espectáculo, días después,  el 12 de abril de Falleció  por una hemorragia cerebral.
A su funeral asistieron 20.000 personas, y fue saludada por el gobierno Frances con una salva de 21 cañonazos, siendo la primera mujer, en ser enterrada con honores militares.
Sus restos descansan en Mónaco.


"Desde que personifico al salvaje en el escenario, he tratado de ser tan civilizada como sea posible en la vida cotidiana".






El dragon de Villa Crespo


Cuenta la leyenda, que transcurrían los años 80, cuando en una casa sita en Scalabrini Ortiz y Córdoba, comienzan a suceder acontecimientos inexplicables….
Las continuas roturas de espejos, movimientos de muebles, arañas con vaivén y rajaduras en paredes y pisos, llevan a sus habitantes a creer en la existencia de un posible fenómeno paranormal. Ante la duda, contactan a un obispo de la Iglesia Mariavita, llamado Paleka y especialista en Exorcismos. Ante semejante cuadro de destrucción y sin descartar la posibilidad de actividad sísmica, realiza un trabajo de purificación en la vivienda, para sosegar a la familia que la habitaba.
Este ritual, fue llevado a cavo sin éxito, ya que días más tarde es contactado nuevamente y citado en el lugar. Al llegar, encuentra a la familia en la vereda y la casa en medio de una polvareda, con obreros corriendo de un lado a otro, como si no supieran muy bien cual era su misión. La dueña explica que las grietas en el suelo aumentaban, así que llamo a obreros para repararlas, cuando el piso comenzó a vibrar y abrirse en dos… En ese momento los obreros deciden cavar profundo para hallar la raíz del problema, y es entonces cuando lo ven, un reptil gigante de más de 10 metros de largo, y con las características agigantadas de un dragón de comodo, enfurecida la bestia emitía sonidos ensordecedores. No paso tiempo antes de que llegaran los efectivos de la 25, quienes inmediatamente dieron alerta a zoología y control de plagas, quienes con equipos y armas se apersonaron en el lugar. Al cavo de un tiempo, los especialistas abandonaron la casa,  cargando contenedores con partes del inusitado animal.
El dueño de la casa, acompañado por el exorcista, sin dar crédito a lo que habían vivido,  se adentraron en el agujero del piso, tratando de descubrir de donde procedía el animal, es así como descubren un antiguo túnel rupestre, que conducía directamente hasta el entubado del Maldonado.
Cuando revisamos las historias del barrio y del Maldonado, aparece una de  1903, donde un pescador llamado Melillo encontró una ballena muerta a orillas de la desembocadura del Maldonado, esto seria algo raro, pero lo mas raro, es que en realidad había sido muerta por algún bicho bastante peligroso que vivía en el arroyo, y a juzgar por las marcas se trataba de uno de gran tamaño… y que extrañamente coincide con las leyenda del “dragón que se alimentaba de pescados” y “vivía bajo la tierra” contadas por los viejos de la comunidad siria que moran en el barrio.
No se si esta leyenda es verídica, lo que si se, es que  esa época pasaban cosas raras en el barrio, y yo que trabajaba en la “Librería Arlequín”, frente a la “Ruideria del gato”, siempre me enteraba de las cosas que ocurrían en la cuadra, y esta ciertamente no es una de ellas, pero también se, que hay secretos del barrio que están bien guardados.
De que me enteraba? Eso lo dejamos para el próximo encuentro…

El diariero presidente


Villa Crespo y Palermo, por su proximidad comparten muchas historias y personajes, la siguiente es una de mis favoritas, tal vez porque fui una de las que conoció al Diariero Presidente….
Ernesto Gambatiesi, era el canillita del barrio, no tenia parada fija, y pululaba por avenida Córdoba y Gurruchaga. Los domingos y días de lluvia se refugiaba en el Garaje de “Chirolita” que quedaba en Gurrucha al 1300. Lo recuerdo como hoy cuando bajo su ropa se llenaba de papel de diario para no enfermarse y le contaba historias a los chicos del barrio, de sus días como presidente de la Nación… Claro usted lee esto y seguro piensa que era un loco delirante, pero no, Ernesto fue presidente, por eso en el barrio lo conocíamos como “Frondizi”.
Su gran parecido con el mandatario, signo su vida en los años 60. Ernesto era un trabajador como cualquier otro, hasta que alguien cercano al poder, descubrió su gran parecido. Luego de eso, fue obligado a suplantar al presidente en actos públicos, viajes de poca relevancia y eventos sociales.
Ya habían pasado más de 15 años desde aquellos días, pero sus historias atrapaban a grandes y chicos, los viajes en avión, la custodia permanente,  la presión de los militares y la obligación de reclusión en los días del derrocamiento del presidente y posterior apresamiento del verdadero Frondizi en la isla Martín García. Por esto ultimo, es que Ernesto debía mantenerse en el anonimato, llevar un perfil bajo y vivir en la pobreza, ya que a pesar de haber sido el doble del presidente, nunca recibió nada a cambio, lo tenia que hacer por “Patriotismo” y siempre decía que fue obligado, nunca le permitieron elegir. Si mi memoria no me falla, Ernesto nunca conoció al verdadero Frondizi, a pesar de extraordinario parecido. El era la “Celebridad” del Barrio, una especie de estrella de cine, el conoció el Glamour, las riquezas, los viajes, las celebridades. Con sus ropas gastadas y sus lentes torcidos, Ernesto cautivaba al barrio con sus historias, era querido por todos, su historia era un secreto celosamente guardado por todo el barrio.
A En su muerte, no tubo cortejo de honor, ni fue velado en el congreso nacional, fue despedido por sus vecinos de Palermo y Villa Crespo.
Y si esta Historia le sonó al guión de una película americana protagonizada por Kevin Kline, cualquier semejanza con la realidad, es pura coincidencia.
 Y si no me cree, pregunte en el barrio, entre los cuarentones, si nunca lo mandaron a comprarle el diario a Frondizi…

El Autentico Ben 10



Moisés Smolarchik Brenner, Nació en Villa crespo, el 3 de octubre de 1915, hijo de León y Fanny, inmigrantes Polacos, Junto a sus hermanos Rafael y Raquel, fueron acunados por su madre con tangos cantados mitad en español y mitad en idish, tangos que se respiraban en el barrio, aunque para ellos y la comunidad judía se lo conocía como “Tanguele”.
Junto a su familia, llena de dificultades económicas, deambularon por más de 10 Conventillos del barrio, fraternizando con familias Gallegas, judías, Turcas e italianas, de quienes aprendería de sus culturas.
A los 11 años, trabajaba en la fabrica de muñecas de Acevedo y vera, pintando ojos y bocas y escribía las letras de las canciones que interpretaban en los carnavales la murga “los presidiarios de Villa Crespo” y vestido con traje de preso mitad de arpillera y mitad de raso negro, repartía los programas a la entrada del cine de Corrientes y Acevedo, para poder entrar gratis. Asistía al Colegio de Serrano 935, a la sinagoga de la calle Murillo y espiaba desde la ventana de la lechería “La Pura” a Celedonio Flores, quien seria uno de sus maestros de la vida.
En su juventud, comenzó a escribir boleros, un ritmo que no era típico de nuestro país, por lo que cuando mostraba sus composiciones no lo hacia con su nombre verdadero por miedo al prejuicio sobre un argentino bolerista, así que decidió presentarlos como escritos de “el hijo de la muela” es decir “Ben Molar”.
Sus letras fueron interpretadas por grandes de la música como Gregorio Barrios, Juan Arvizu o Pedro Vargas. A medida que su popularidad crecía, decidió aprovechar sus lazos con el mundo artístico, para promover nuevos talentos de la música popular, es así como descubrió a Sandro, quien comenzó cantando 7 temas escritos por Ben, o a Palito Ortega y las Trillizas de Oro. En aquellos tiempos decide crear el sello discográfico “Fermata” donde a través de los años, fueron promovidas artísticamente Mercedes Sosa, Violeta Rivas, Litto Nebbia, los Abuelos de la nada, Neil Sedaka, Paul Anka, Maurice Chevalier, Guillermo Brizuela Méndez, El club del clan, Piero, entre otros. 
A pesar de su incursión por el bolero y la música popular, el tango siempre estuvo latente en el, por lo que se embarco en la creación de “Catorce con el tango” un proyecto que reunía a personalidades de las letras como Marechal, Borges, Escardo, Fernández Moreno, Mujica Laines, Sabato, Cesar Tiempo , de la música entre quienes se encontraban, Troilo, D´arienzo, Manzi, De Caro, Piazzolla, Stamponi y de la Pintura, entre los que se pueden nombrar a Raúl Soldi, Carlos Alonso, Raquel Forner, Mario Darío Grandi, Julio Martínez Howard, Luis Seoane, y Carlos Torrallardona, estos últimos debían crear una pieza mientras escuchaban una de las composiciones realizadas por los antes nombrados. Esta obra recorrió el mundo, iniciándose en un teatro de Tel Aviv, las 14 pinturas se exhibían mientras los 14 tangos sonaban de fondo sin parar, logrando que cada vez que Ben decía que era argentino, los extranjeros le respondieran “Tango! “. Esto lo Inspiro para proponer al 11 de diciembre (día en que nacieron Gardel y De caro), como el “Día Nacional del Tango”, pero no fue fácil, ya que su cruzada le llevo 9 años. 
El amor de su vida, se llamo Pola Newman, una actriz de cine y de teatro, de la cual se enamoro cuando supo que también era de Villa Crespo, con ella tubo dos hijos y compartió su vida hasta 1991 año en el que ella falleció.
Hoy Ben a sus jóvenes 96 años, es académico titular de la Academia Porteña del Lunfardo, de la Academia Nacional del Tango y Presidente Honorario de la Federación Gardeleana de la Argentina, y poseedor de numerosos premios y distinciones como la de Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires. Vive junto a su hermana 7 años menor, y si bien el oído le falla un poco, su memoria esta intacta y llena de anécdotas asombrosas, del barrio y sus alrededores, como cuando era chico y junto a su amigo Marcos Zucker, jugaban a golpearle la puerta y salir corriendo en la casa de Carlos Gardel.

Si en lugar de dedicarse a las artes, hubiese jugado al futbol, sin lugar a dudas, seria Ben 10.







El arbol del Padre Andres


Hoy quiero contarles las Historia de la casa en el Árbol, o mejor dicho el árbol en la casa, pero para que la historia se entienda un poco más, es que tengo que profundizar en su dueño.
Para los Moradores de Villa Crespo, les es familiar la Iglesia Junto a la comisaría 25. Desde que tengo uso de razón y un poco antes, esta iglesia esta Medio terminar, y parece que seguirá así por los siglos de los siglos….
El Padre Andrés Karame vivía justo enfrente de la Iglesia Nuestra Sra. del Perpetuo Socorro, Iglesia Católica del rito oriental.
Andrés Nació el 14 de marzo de 1935, en Homs, Siria, y a pesar de tener Nacionalidad Francesa y libanesa opto en 1967 por la nacionalidad Argentina.
Fue arquitecto, ingeniero y empresario. En 1959 socorrió a los afectados por el terremoto del Líbano y luego de esa experiencia entró en el seminario. Cursó estudios filosóficos y teológicos Jerusalén, y los completó en  Francia.
En 1964 Fue ordenado Sacerdote de la Congregación de Misioneros de San Pablo, del rito bizantino de la Iglesia Católica, llegando a la Argentina tres años después como vicario sustituto de la parroquia, donde fue rector y párroco y posteriormente en Julio de 1973 nombrado archimandrita (monseñor).
De vasta cultura, (hablaba fluidamente nueve idiomas), desempeñó funciones diplomáticas como  asesor papal en temas de Medio Oriente.
Entre sus proyectos no solo se encontraba el de la terminación  del templo, sino también el de una casa para desarrollo de actividades sociales. Siendo arquitecto, decide el mismo diseñar lo que seria una suerte de “Casa parroquial” y Contando con fondos escasos para llevar a delante las dos obras, la casa vive en una suerte de obra inconclusa, manteniendo su fachada original desarollandose la obra en la parte trasera del lote.
Amante de las Plantas, el Padre Andrés aprovecha los terrenos para cultivar diversas especies de árboles, entre ellos un olivo, traído del monte de los olivos en Jerusalén y un Ficus, un poco más autóctono. Creciendo dentro del terreno, bajo su cuidado y supervisión.
El 10 de febrero de  2006, fallece  como consecuencia de un  Accidente de autos en la Ruta Panamericana.
El proyecto de la casa queda parado y sumergido en una serie de papeleos legales, para determinar los herederos.
Pero la naturaleza no entiende de tiempos ni burocracia y es así que el ficus decidió seguir creciendo, sin que nadie se lo impidiese, bueno en realidad algo se lo impedía, la falta de sol….
Pero como ante un problema buscar la mejor salida, ciertamente el ficus la encontró, y esa salida fue la ventana que lo esperaba abierta de par en par. Y por ahí decidió salir, y el sol lo alumbro tan bien que no tubo limites para crecer, tanto así que tapo al sol, y quien pasaba por la vereda en verano, agradecía su sombra sin notar que las ramas salían de la casa.
Si ya se, lo que esta pensando, mañana mismo paso porque me lo cuentan y no lo creo… Bueno Amigos tendrán que creer mi historia, porque el ficus ya no esta, este año se encargaron de podarlo y tapiar el frente de la casa…
Porque alguien haría algo así? Si algún vecino lo sabe que me envíe la respuesta.
Ahora solo queda de el, la leyenda del árbol de la casa, alguna foto tomada por un azorado aficionado y el segundo 22 de una publicidad de gaseosas que supo inmortalizarlo antes que desapareciera…



Cinema que no era un paradiso


Cuando pienso en  mi infancia, muchos de mis recuerdos me remontan a las vacaciones con tardes de cine interminables, recuerdo que comparto con mis compañeros de primaria, reunidos por el destino cibernético.
Mi cole quedaba en serrano y Córdoba, pero eso era irrelevante ya que el cine del barrio, entregaba entradas con descuento en todos los colegios de la zona. Alargados papelitos de colores, con impresión en negro sobrecargada de tinta,  donde podía verse una foto alegórica a la película más importante y  bajo el titulo de “continuado” las trilogías que nos mantenía entretenidos toda la tarde.
Mi primer contacto con el Atalaya, fue a los pocos días de vida,  cuando ante el estreno de “el exorcista” mi madre con migo en brazos, le rogó al acomodador que la deje entrar a verla, (no tenia quien me cuide), se sentaría en el ultimo asiento y si yo lloraba, salía inmediatamente, pero eso no paso, aparentemente quede cautivada ante la gran pantalla o simplemente, dormí toda la película…
A partir de los 8 años, todo era distinto, los padres simplemente acompañaban a los niños a la puerta del cine, le sacaban la entrada, esperaban que entren a la sala y luego cual si fuera un cumpleaños, los esperaban en la puerta del cine 5 horas mas tarde…
Y sucedía, una horda de niños excitados corrían por la Av. Córdoba contando a los gritos la experiencia vivida.
No se trataba solo de las películas y sus historias, entrar al Atalaya era como entrar en un mundo paralelo, una montaña rusa, llena de emociones y sucesos inesperados.
Apenas entrabas elegías la butaca, ojo, no cualquiera, una que estuviera en condiciones, que tuviera apoyabrazos, que los resortes funcionen y el tapizado este en condiciones,  ya que tendrías que pasar ahí mínimo las próximas  5 horas de tu vida. También era importante para las chicas controlar quien tenias detrás, si era un compañero del cole, tener cuidado que no pasara toda la peli tarándote de la cola de caballo, en mi caso mantenerme lejos de Santa y de Peque… Luego pasaba el golosinero, con los Mani con chocolate de caja amarilla y letras marrones, espantosos por cierto, las tiras de caramelos fizz, las mielcitas y para los pudientes las barras de chocolate aero.
Claro que la venta de golosinas, no era excluyente para que algunos ingresaran con las viandas para la merienda, que contemplaban desde galletitas, pasando por empanadas frías, sándwiches de milanesas, croquetas o sus equivalentes según las raíces del espectador.
Después de que todos estábamos medianamente acomodados, comenzaban los aplausos y los silbidos para que la película que tenía una demora de 30 minutos comience de una vez. Finalmente cuando la proyección comenzaba, podían pasar varias cosas a saber: ponían el rollo equivocado y la peli empezaba a la mitad, estaba fuera de foco, el sonido no funcionaba, extrañamente estaba mal encuadrada y solo veías medio cuerpo de los artistas, o simplemente se equivocaban de película y daban un titulo que jamás habían anunciado…. Claro que si recuerdan que las películas a ver eran tres, esto podía pasar en cualquier momento de la tarde.
Si una de las películas era aburrida, los revoltosos estaban a la orden del día, y desde el pullman arrojaban todo tipo de proyectiles a la planta baja, ahí el trabajo de los abnegados acomodadores, que se limitaban a controlar que no cayera ninguno desde el piso superior y entregar niños intactos a los padres que esperaban afuera llenos de agradecimiento por las horas de descanso.
Mis tarde de cine terminaron junto con la primaria, con la adolescencia ya no era lo mismo, las chicas se producían para llamar la atención de los chicos, y ellos fumaban a escondidas en la primera fila, o preparaban vómitos a base de choclo y mermelada, para ser arrojados desde la planta alta a los incautos de las ultimas filas.
Hasta que finalmente sucedió, la falta de espectadores derivo en la venta de la sala y la posterior apertura de una disco llamada cinema. En esa época, yo trabajaba frente al cine y vi todo el proceso de desguace de la sala, con cada butaca que salio, un recuerdo se afianzo en mi memoria.
La disco tampoco funciono y en su lugar hay una gran perfumería.
Cuando me atacó la nostalgia, busque en Internet algo que hablara del gran Cine Atalaya, increíblemente no encontré nada, por lo que no pude dejar de compartir con ustedes esta historia….

Elvis de Villa Crespo

Cuando pienso en Elvis, me viene a la mente millones de ideas, aquel capitulo de Martillo Hammer, donde aparecen una horda de imitadores de Elvis, incluyendo al mismo Sledge, o las cientos de pelis americanas, que cuentan historias fabulosas sobre la no muerte de Elvis, o los imitadores de las vegas, los dichos de su muerte atragantado con una hamburguesa, y porque no los afiches pegados en el centro, que aseguran que Elvis no solo esta vivo, sino que habita en la argentina… Y dicen que la curiosidad mato al gato, y aunque sepas que es un mito, igual entras en Internet para curiosear sobre el tema….
Y así fue como lo descubrí, youtube me saco de la ignorancia, Elvis vivía en argentina, y para ser más exactos en Villa Crespo….
Ricardo Cotente, maneja un flete, tiene un pequeño local, que sirve de kiosco, reparación de motos, compostura de calzado y su esposa repara ropa, pero a la vez es el museo de Elvis… Discos, pósters, memorabilia, gigantografías, recortes de diarios, souvenir de sus viajes a los estudios sun en Memphis, a Gracelan (la mansión del rey) , a New Orlean donde Elvis rodó la película “King Creole” y hasta un par de zapatos de gamuza azul engalanan el lugar. Para no desentonar, su pequeña camioneta Daewoo, esta íntegramente tuneada con fotos y colgantes alusivos al rey.
A demás posea una lancha, registrada como Elvis Presley, y una casa en el tigre, llamada, como no podía ser de otra manera, Graselan…. 
En el video cuenta que desde su infancia, cuando escucho el tema “hotel de los corazones destrozados” no puede sacarse a Elvis de encima, y que su admiración era tal, que antes que le creciera la barba, se pintaba las patillas con corcho quemado.
No solo es un coleccionista, también despunta el vicio como imitador dando espectáculos en el barrio para sus admiradores, aunque no se autodenomina como un imitador, sino que asegura que cuando se sube al escenario, se siente Elvis, “es Elvis”.
Con su traje blanco y rojo, de patas de elefante y lentejuelas, y su faja con piedras de colores, comienza sus recitales con la misma lista de temas con que los empezaba el objeto de su admiración.
Si bien ahora los show son solo un objeto de culto, se lamenta que su madre y su tía, le coartaron la carrera de cantante, por miedo a que abandonara los estudios.
De todas formas la fama le llego en el barrio, y que a bordo de su camioneta, la gente en todos lados, le grita y quiere sacarse fotos, y el, los saluda a todos…
A sus 65 años, la vida le regalo, convertirse en un icono del barrio, un personaje afable, entrevistado por la Rollingstones, la Nación y estudiantes de periodismo de Tea. 
Tal vez, no tenga un parecido físico, mas que las patillas, su voz no se asemeje a la del rey, y sus ropas sean una sencilla imitación de las originales, pero hay algo que nadie va a poder discutirle, y eso es que el, es y será el único, Elvis de villa Crespo